Edward Devine by Sara Gossett

Si algo bueno tienen las redes es que podemos encontrar personas increíbles con las que trabajar a pesar de la distancia, como Sara Gossett. Cuando vimos la portada que había dibujado para el single de la banda londinense Green Seagull empezamos a tirar del hilo de su Instagram y le pedimos que representara la imagen de Edward Devine con sus acuarelas. El resultado es una imagen llena de color que llama la atención desde las cubetas de discos.

Después de trabajar con ella le hicimos algunas preguntas sobre su historia y referentes,  sus respuestas están llenas de influencias para seguir descubriendo con calma.

¿Cómo empezaste a dibujar? ¿Tienes estudios académicos?

Como mucha gente dibujo desde que era una niña,  fue una de esas cosas que empecé a hacer y realmente disfrutaba cuando era muy joven; dibujaba en papeles viejos de mi abuelo, en los cuadernos del colegio,… .  Conforme fueron pasando los años seguí haciéndolo por diversión. Sin embargo, por alguna razón, nunca pensé que aquello pudiera convertirse en mi camino profesional. Supongo que éste debe ser todavía un pensamiento común entre artistas. Pensamos que no somos lo suficientemente buenas o quizá nuestras figuras adultas nos transmiten la idea de que el arte puede ser algo más que un hobby pero que siempre será algo inferior a un “trabajo real”.

Nunca recibí educación formal o estudios académicos, en realidad soy licenciada en Historia del Arte. Después de graduarme y empezar a trabajar a jornada completa en una oficina retomé el impulso creativo como vía de escape y empecé a considerar que mi propio estilo podría desarrollarse como algo serio. En cuanto pude me apunté a algunas clases nocturnas en un Centro de Artes Visuales local, para reencontrarme con otras estructuras y explorar diferentes medios como los textiles y vidrieras. Con el tiempo la mejor forma de desarrollar mi estilo que encontré es experimentar con lo que te funciona a nivel personal, así fue como terminé enamorándome de la acuarela.

Naciste en Texas pero vives en Chicago, ¿qué es lo que más te gusta de la ciudad? Si te vistamos algún día, ¿qué lugares nos recomendarías?

En abril hará un año que vivo en Chicago y todavía estoy conociendo la ciudad. La verdad es que me encanta, tiene museos increíbles y un montón de barrios distintos para explorar, la gente es genial y musicalmente hay buena oferta tanto por la escena local como por los grupos que pasan de gira. ¡Os recomendaría que vinierais sin duda cuando vuelva el calor!

¿Quiénes son tus inspiraciones artísticas actuales y pasadas?

Son demasiadas para listarlas todas, mis favoritas de las artes gráficas son de las épocas doradas del Art Nuveau y Art Deco y por supuesto de los 60 y 70. Realmente habría demasiadas personas en todos los tiempos, pero por mencionar a algunas diría: David Palladini, Bob Pepper, John Alcorn, Nicole Claveloux, Leo & Diane Dillon, Marijke Koger, Mike Hinge, Antonio Lopez, Dudley Edwards, Hapshash and the Coloured Coat, Peter Max, Heinz Edelmann, Milton Glaser, Mati Klarwein, Koloman Moser, William Morris, John Austen, Harry Clarke, Eugène Grasset, Mucha, Beardsley, Sonia Delaunay, Erté… la cartelería de los 60 y 70 y todos los ilustradores no acreditados de los libros de ciencia ficción de aquellos años. La inspiración e influencia es interminable. También me gusta la ropa vintage y los textiles y encuentro mucha inspiración en los diseños de mujeres como Maija Isola de Marimekko, Celia Birtwell y Zandra Rhodes, o ilustradoras como Kasia Charko, quien tuvo una gran influencia en la increíble comunicación de la imagen de Biba.

Me temo que al final he incluido un montón de nombres, jaja, pero es que realmente hay tantos…, parece infinito.

¿Qué fue lo que más te impresionó en tu último viaje a Europa? Edificios, lugares, exposiciones, tipografías…

Visualmente hablando diría que la arquitectura de todos esos lugares que son mucho más antiguos que los que tenemos en EEUU es tan increíble de ver… castillos y antiguas construcciones de piedra, fachadas redondeadas y estatuas, baldosas hidráulicas y papel de pared, casas de cuento de hadas, … todo es sencillamemente precioso. Cuando estuve en Italia me llamaron la atención algunos letreros con tipografías Art Noveau y Art Deco y cuando visitamos el Museo del Novecento en Milán vimos algunas obras del Futurismo brillantes. En Londres los textiles y vestidos en el Victoria & Albert son impresionantes, me enamoré de las colecciones de las boutiques británicas de los 60 y de los comedores de William Morris.

Pero he de decir que la mejor parte de ese viaje fue toda la gente maravillosa con la que conectamos, viejas y nuevas amistades, ¡espero volver pronto!

Han pasado 50 años desde aquel Verano del Amor de 1967, ¿qué rescatarías de aquella época?

Considero esa época como una fuente de inspiración en todos los sentidos, fue un momento vibrante para el arte, la música, lleno de color, imaginación y exploraciones creativas. Esta claro que estéticamente transmite alegría y es impactante porque la gente vuelve a visitarlo una y otra vez, alucinando con el arte y la música psicodélica. Hay muchas cosas que todavía parecen frescas y vivas, relevantes. Sin embargo aquella época también tuvo sus problemáticas y todavía queda mucho por hacer para combatir el racismo, el sexismo, los problemas medioambientales… 50 años después.

Creo que lo más importante ahora, con la conciencia de lo que sucede en este momento, es mantener ese espíritu creativo y la belleza de la producción artesanal. No trabajar de una forma en la que no se añade nada nuevo, simplemente copiando lo que se hacía antes, sino prestando una atención cuidadosa que se filtra a través de la propia mano y la singularidad de cada voz.

¿Cómo terminó el single de Los Brincos “Amiga mía” en tu colección?

Encontré ese disco en una tienda genial de Washington que se llama Som Records, en una de mis visitas cuando vivía en Richmond, Virginia. En Som siempre parecía haber material increíble de todas partes del mundo. Cuando ojeaba la sección de singles me sentí inmediatamente atraída por aquella portada con un remolino de colores que me gritaba desde el cajón, así que tuve que cogerlo incluso antes de ver el nombre del grupo. Las portadas de los discos siempre han sido un gran atractivo para mi y en mi opinión es una de las mejores partes de la “experiencia del vinilo” ¡Me encanta pensar que ahora puedo ser parte de ese proceso! Me parece triste que hay tanta gente experimentando la música sin más que una imagen en miniatura en una pantalla, o ni siquiera eso.

Hemos visto que tocas la flauta, cuéntanos un poco más sobre ese proyecto musical.

¡Sí! Actualmente estoy tocando con Stever Krakow (a.k.a. Plastic Crimewave) en un grupo llamado Spiral Galaxy. Empecé a hacerlo el otoño pasado cuando les acompañé a tocar por UK y Milán presentando el último disco en solitario de Steve. ¡Ahora estamos trabajando para grabar un par de cosas que espero poder compartir pronto!

¿Qué estás escuchando ahora?

En mi tocadiscos está en este momento “Earth” (1973) es el tercer álbum en solitario de de Vangelis O. Papathanassiou de Aphrodite’s Child, ¡es brutal!

 

¡Gracias Sara!

Podéis seguir su trabajo aquí:  Sara Gossett

 

Shop